CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
ADMINISTRATIVO
Menu
A+ A A-

SANCIONA A EMPRESA POR INFRACCIÓN A LA LEY DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR AL OFRECER FALSAS EXPECTATIVAS DE TRABAJO.

EXP. Nº 018-1997-C.P.C

SANCIONA A EMPRESA POR INFRACCIÓN A LA LEY DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR AL OFRECER FALSAS EXPECTATIVAS DE TRABAJO.

PROCEDENCIA: Lima TEMA: Protección al Consumidor

REFERENCIA LEGAL: Arts. 5 Incs. b y d, 15, 18 y 42

del D.Leg. 716

DENUNCIANTES : YESICA YTURRY, YLEANA HERRERA,

ROSA HINOSTROZA

DENUNCIADOS : CENTRO DE ENTRENAMIENTO Y

CAPACITACION "CHEVALIER"

ADVENTURE CLUB S.A.

RESOLUCION No : 1

Lima, 8 de setiembre de 1997

HECHOS

Con fecha 10 de noviembre de 1997, se publicó un anuncio en el diario El Comercio, en el que la empresa ADVENTURE CLUB S.A. solicitaba personal para desempeñarse como anfitrionas y guías. Por ese motivo, las señoritas Rosa Hinostroza Vargas, Yesica Yturry Noriega e Yleana Herrera-Quiñones -en adelante las denunciantes- acudieron al local de la empresa solicitante, donde se les manifestó que para acceder al puesto de trabajo requerían una capacitación de azafatas de crucero y/o cocktail waitress en el CENTRO DE FORMACION PROFESIONAL EN TURISMO Y AVIACION COMERCIAL "AERIA", la que incluía un curso teórico y práctico de supervivencia y natación, servicio a bordo, primeros auxilios, seguridad, inglés, etiqueta y protocolo. Para tal efecto, las denunciantes cancelaron al mencionado Centro de Estudios la suma de US$ 100.00 (cien y 00/100 dólares americanos); posteriormente requirió a sus alumnos un segundo pago, equivalente a S/. 150.00 (ciento cincuenta y 00/100 nuevos soles) por concepto del curso práctico de supervivencia, comunicándoles, al mismo tiempo que sin él no obtendrían el trabajo.

Al respecto, las denunciantes manifestaron que las clases recibidas fueron deficientes, improvisadas e inconclusas, que nunca se les entregó un horario de clases ni un cronograma de exámenes y sólo recibieron una separata en inglés de "Radar, Radio, Sonar and Magnetic Compass" lo que impidió el aprendizaje de varios alumnos. Por último, señalaron que la mayoría de profesores se limitaban a narrar sus experiencias de viajes y otras historias que no se relacionaban con los temas del curso. En tal sentido, la Secretaría Técnica, a fin de contar con mayores elementos de juicio, requirió información a "Chevalier", sobre las asignaturas del curso impartido, así como la cantidad de horas dictadas de cada asignatura, el contenido y materiales de enseñanza utilizados y/o entregados a los alumnos, así como los datos de alumnos que practicaron en Adventure Club, entre otros. Sin embargo, la denunciada no proporcionó los datos requeridos.

Con fecha 24 de enero de 1997, el mencionado Centro de Estudios se apersonó al procedimiento con su nombre comercial CENTRO DE ENTRENAMIENTO Y CAPACITACION "CHEVALIER" -en adelante "Chevalier"-, precisando que CENTRO DE FORMACION PROFESIONAL EN TURISMO Y AVIACION COMERCIAL "AERIA" era su marca de servicios, entendiéndose que el presente procedimiento debe seguirse contra "Chevalier".

Por otro lado, mediante proveído No 02 de fecha 29 de enero de 14997, la empresa "Adventure Club" S.A. fue declarada rebelde; no obstante ello, la representante de la empresa acudió a la segunda audiencia de conciliación.

CUESTIONES EN DISCUSION

En el presente procedimiento será necesario determinar.

(i) si el Centro de Entrenamiento y Capacitación "Chevalier" brindó toda la información necesaria, respecto a los cursos contenidos en la capacitación de azafatas de crucero y/o cocktail waitress, con la finalidad que los interesados puedan realizar una elección adecuada y razonable, de conformidad con lo dispuesto por el Artículo 5o inciso b) y 15o del Decreto Legislativo No 716.

(ii) Si el curso de capacitación brindado por "Chevalier" cumplió con la calidad e idoneidad ofrecida a los denunciantes, conforme a lo establecido en el Artículo 8o del Decreto Legislativo No 716.

(iii) si "Chevalier" ofreció a las denunciantes una expectativa de trabajo en la empresa "Adventure Club" S.A. y si ello implica una práctica de desinformación o información equivocada a los usuarios, en consecuencia, si contraviene lo dispuesto por el Artículo 5o inciso d) del Decreto Legislativo No 716.

(iv) si existe relación de consumo entre la empresa "Adventure Club S.A." y las denunciantes.

ANALISIS

Análisis de la Relación de Consumo existente entre las denunciantes y la empresa Adventure Club S.A.

Conforme se desprende de los hechos alegados por las partes, la relación existente entre las denunciantes y la empresa "Adventure Club" S.A. no constituye una relación de consumo -en tanto la denuncia contra esta empresa no versa sobre la adquisición, disfrute o uso de un bien o servicio alguno-, elemento esencial para la aplicación de las normas de Protección al Consumidor, sino sobre el ofrecimiento de trabajo por parte de "Chevalier" a las denunciantes en dicha empresa, siempre y cuando recibieran capacitación en el curso de cocktail waitress.

De lo anteriormente expuesto, se concluye que la empresa "Adventure Club" S.A. no brindó el servicio de capacitación a las denunciantes y, por último, si ésta les ofreció trabajo a las denunciantes, ello no constituye una relación de consumo.

Análisis de los Artículos 5o inciso b) y 15o del Decreto Legislativo No 716.

Los Artículos 5o inciso b) y 15o del Decreto Legislativo No 716 establecen que "los consumidores tienen derecho a recibir de los proveedores toda la información necesaria para tomar una decisión o realizar una elección adecuadamente informada en la adquisición de productos y servicios, así como para efectuar un uso o consumo adecuado de los productos o servicios"; así como la obligación de proveedor "... a consignar en forma veraz, suficiente, apropiada, muy fácilmente accesible al consumidor o usuario, la información sobre los productos o servicios ofertados...".

Según el precedente de observancia obligatoria establecido en la Resolución No 102-97-TDC de fecha 16 de abril de 1997 emitido por la Sala de Defensa de la Competencia los proveedores tienen:

"el deber de poner a disposición de los consumidores toda la información relevante respecto a los términos y condiciones de los productos o servicios ofrecidos, de manera tal que aquélla pueda ser conocida o conocible por un consumidor razonable usando su diligencia ordinaria... en caso que sea el proveedor que alegase que el bien o servicio tiene características menores a las previsibles dadas las circunstancias, la carga de probar que tales fueron las condiciones del contrato recaerá en él. Es decir, corresponderá al proveedor probar que ofreció condiciones menos beneficiosas a las que normalmente se podían esperar".

Del mencionado precedente, se concluye que se protege el derecho de un usuario razonable a recibir el servicio que, previsiblemente espera en función de la información que le proporciona el proveedor.

Al momento que un consumidor razonable contrata un servicio educativo, toma en consideración las características del mismo, tales como el plazo de duración, los cursos que incluye, el número de cuotas o el precio total del mismo. En ese sentido, "Chevalier" debió brindar a sus alumnos toda la información necesaria para efectuar una elección razonable-condiciones, características, posibles riesgos, etc.-, ya sea acerca del producto o servicio ofertado, así como de la transacción misma.

Se desprende que, un consumidor razonable espera que el curso de supervivencia -que se dicta dentro del curso de azafata de crucero-, incluya la parte teórica y práctica, ya que ofrecer sólo uno de estos dos, implicaría menores beneficios a los normalmente previsibles para este tipo de casos, motivo por el cual, corresponde a "Chevalier" demostrar que informó a las denunciantes que el pago de los US$ 100.00 (CIEN DOLARES AMERICANOS) no incluía la parte práctica del curso de supervivencia y, que adicionalmente, debían cancelar la suma de S/. 150.00 (CIENTO CINCUENTA NUEVOS SOLES).

Análisis del Artículo 5o inciso d) del Decreto Legislativo No 716

Conforme se desprende del aviso de fecha 10 de noviembre de 1996, "Chevalier" ofreció puestos de trabajo para anfitrionas y guías en la empresa "Adventure Club" S.A., siempre y cuando las personas interesadas se capacitaran en este Centro de Estudios. Esto trae como consecuencia que, "Chevalier" incurra en una práctica de desinformación al tratar de atraer alumnas a su centro de estudios a través del ofrecimiento de una expectativa de trabajo, no obstante que, de conformidad con la cláusula segunda del convenio firmado con el Centro de Entrenamiento y Capacitación "Chevalier" -que obra en autos-, esta última sólo recibe alumnos que hayan aprobado y culminado la capacitación exitosamente para que realicen prácticas laborales en su empresa, lo cual no fue informado por "Chevalier" a sus alumnos.

La Comisión considera que el Centro de Capacitación y Entrenamiento "Chevalier" se ha valido de información engañosa e inadecuada sobre las condiciones, características y riesgos que implicaba matricularse en el curso de capacitación de azafatas de crucero y/o cocktail waitress, práctica que ha perjudicado no sólo a las denunciantes, a quienes no se les informó que debían aprobar los cursos de capacitación dictados por "Chevalier" para realizar prácticas laborales en la empresa Adventure Club S.A. sino también a los demás alumnos que no pudieron acceder al puesto de trabajo ofrecido y a todos aquéllos que, en respuesta al aviso de fecha 5 de enero de 1997, acudieron al local de "Chevalier" bajo el ofrecimiento de un puesto de trabajo.

Análisis del Artículo 8o del Decreto Legislativo No 716

El Artículo 8o precisa que: "los proveedores son responsables, además por la idoneidad y calidad de los productos y servicios; por la autenticidad de las marcas y leyendas que exhiben los productos; por la veracidad de la propaganda comercial de los productos (...)."

Desde el momento que se va a dictar un curso de capacitación, lo primordial es la entrega a los alumnos de un horario de clases y un cronograma de exámenes, así como una relación de los libros a utilizarse con la finalidad que éstos puedan organizarse, prepararse y así obtener un mayor rendimiento en clases. Según los escritos presentados por las denunciantes, durante el desarrollo del curso, únicamente se entregó una separata sobre el radar, radio, sonar y magnetic compass, la misma que se encontraba redactada en idioma inglés y fue entregada minutos antes del inicio de la clase, siendo esto un obstáculo para el aprendizaje de los alumnos. Asimismo, se debe tomar en consideración la prueba escrita del curso de natación tomada a los alumnos, curso que sólo puede ser evaluado en forma práctica y no teórica y que, a pesar de ello, nunca fue dictado por Chevalier.

Adicionalmente, el Centro de Entrenamiento y Capacitación "Chevalier", manifestó que la capacitación brindada a las denunciantes se encontraba dirigida a la formación de profesionales en el área de turismo, motivo por el cual contaban con un calificado staff de profesores que evaluaron continuamente el rendimiento de los alumnos y el desarrollo de sus entrenamientos, con la finalidad que todos los alumnos se encuentren preparados para desempeñarse en cualquier empresa comercial de turismo como azafatas de crucero y/o cocktail waitress.

Finalmente, es importante señalar que todo lo manifestado por las denunciantes es ratificado por alumnos que inclusive han obtenido una nota aprobatoria, los mismos que tampoco han obtenido el puesto ofrecido.

APLICACION DE LA SANCION

De conformidad con lo establecido por el Artículo 42o del Decreto Legislativo No 716, la sanción debe ser establecida teniendo en cuenta la intencionalidad del sujeto activo de la infracción, el daño resultante de la infracción, los beneficios obtenidos por el proveedor por razón del hecho infractor y la reincidencia o reiterancia del proveedor.

En este caso, de la conducta del Centro de Entrenamiento y Capacitación "Chevalier", se desprende una intencionalidad de mantener voluntariamente en el tiempo los efectos de la infracción, ya que no sólo incumplió con brindar una información adecuada sobre las ventajas y desventajas que traía el hecho de capacitarse en dicho centro de estudios, sino que ofreció puestos de trabajo en la empresa. Adventure Club S.A. a todos los alumnos inscritos en el curso materia de denuncia.

DECISION DE LA COMISION

1. Declarar FUNDADA la denuncia seguida por las señoritas YESICA YTURRY, YLEANA HERRERA y ROSA HINOSTROZA contra CENTRO DE ENTRENAMIENTO Y CAPACITACION "CHEVALIER" por infracción a los Artículos 5o inciso b), 8o y 15o del Decreto Legislativo No 716.

2. Sancionar CENTRO DE ENTRENAMIENTO Y CAPACITACION "CHEVALIER" con una MULTA equivalente a DOS (2) UNIDADES IMPOSITIVAS TRIBUTARIAS, conforme a lo señalado por el Artículo 41o del Decreto Legislativo No 716, multa que deberá ser pagada en la Caja del -INDECOPI-, bajo apercibimiento de ser cobrada por la vía coactiva, sin perjuicio de lo establecido por el Artículo 37o del Decreto Legislativo No 807.

3. Declarar IMPROCEDENTE la denuncia presentada contra ADVENTURE CLUB S.A. por infracción al Decreto Legislativo No 716.

Dr. EDGARDO MERCADO; Dr. JOSE BALTA, Sr. FRANCO GIUFFRA; Dra. VERONICA ZAVALA; Sr. PABLO DE LA FLOR

EDGARDO MERCADO N.

Presidente de la Comisión de Protección al Consumidor

 

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Sala de Defensa de la Competencia

RESOLUCION No 0061-1998/TDC-INDECOPI

EXPEDIENTE No 018-1997-C.P.C.

PROCEDENCIA : COMISION DE PROTECCION AL CONSUMIDOR (LA COMISION)

DENUNCIANTE : ROSA HINOSTROZA VARGAS,

YESICA YTURRY NORIEGA,

YLEANA HERRERA-QUIÑONEZ VARGAS (LAS

DENUNCIANTES)

DENUNCIADA : CENTRO DE ENTRENAMIENTO Y

CAPACITACION CHEVALIER

(CHEVALIER)

ADVENTURE CLUB S.A.

(ADVENTURE)

MATERIA : PROTECCION AL CONSUMIDOR ASIMETRIA EN LA INFORMACION IDONEIDAD DEL BIEN O SERVICIO

GRADUACION DE LA SANCION

PUBLICACION DE RESOLUCION CONDENATORIA

ACTIVIDAD : ENSEÑANZA SUPERIOR

SUMILLA: Se confirma en parte la Resolución No 1 de fecha 8 de setiembre de 1997 emitida por la Comisión de Protección al Consumidor que declaró improcedente la denuncia interpuesta por las señoritas Rosa Hinostroza Vargas, Yesica Yturry Noriega e Yleana Herrera-Quiñónez Vargas respecto de Adventure Club S.A. y fundada respecto de Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier (cuya marca de servicio es Aeria) por infracciones a las normas del Decreto Legislativo No 716, toda vez que ofreció expectativas de trabajo como azafatas y/o "cocktail waitress" cuando sólo podía ofrecer prácticas pre-profesionales en dichas especialidades. Se reforma la Resolución No 1 en el extremo que impuso a Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier una multa equivalente a dos (2) UIT, la misma que queda fijada en cuatro (4) UIT atendiendo a la intencionalidad de la denunciada.

Asimismo, se propone al Directorio del INDECOPI la publicación de la presente resolución por considerar que es de importancia para proteger los derechos de los consumidores. Del mismo modo, se dispone ponerla en conocimiento del Ministerio de Educación para que, en vista de las infracciones cometidas por Chevalier, adopte las medidas correctivas pertinentes.

Finalmente, se dispone oficiar a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT) poniendo en su conocimiento que el Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier está realizando hechos generadores de obligaciones tributarias sin emitir los comprobantes de pago que corresponden, con el fin de que dicha autoridad adopte las medidas que resulten pertinentes.

Lima, 4 de marzo de 1998.

I ANTECEDENTES

El 13 de enero de 1997, las señoritas Rosa Hinostroza Vargas, Yesica Yturry Noriega, Yleana Herrera-Quiñónez Vargas interpusieron una denuncia ante la Comisión contra Chevalier (cuya marca de servicio en Aeria) y Adventure por presuntas infracciones al Decreto Legislativo No 716, Ley de Protección al Consumidor. Admitida a trámite la denuncia y presentados los descargos correspondientes, el 10 y 20 de febrero de 1997 se llevaron a cabo audiencias de conciliación, en las cuales, sin embargo, no se llegó a celebrar acuerdo alguno. Mediante Resolución No 1 de fecha 8 de setiembre de 1997, la Comisión declaró improcedente la denuncia contra Adventure y fundada respecto de Chevalier por infracciones a los Artículos 5o incisos b) y d), 8o y 15o del Decreto Legislativo No 716, sancionando a Chevalier con una multa equivalente a 2 Unidades Impositivas Tributarias (UIT). Con fecha 22 de setiembre de 1997, Chevalier apeló de dicha resolución, elevándose el expediente a esta Sala. El 18 de setiembre de 1997, Chevalier solicitó la suspensión de la ejecución de la resolución emitida por la Comisión, pedido que fue declarado infundado mediante Resolución No 301-97-TDC del 17 de diciembre de 1997. El 4 de marzo de 1998 se llevó a cabo el informe oral solicitado por Chevalier con la participación de las denunciantes, por lo que el expediente se encuentra expedito para ser resuelto.

De la evaluación del expediente y de lo expresado por las partes, se desprende que el 10 de noviembre de 1996 se difundió un aviso en el diario El Comercio mediante el cual Adventure solicitaba personal para el servicio de anfitrionas y guías. En dicho anuncio, se indicaba cuáles eran los requisitos que debían reunir los postulantes interesados y se señaló como dirección la correspondiente a Chevalier.

De acuerdo a lo manifestado por las denunciantes a lo largo del procedimiento, cuando se acercaron a la dirección señalada en el aviso, se les indicó que debían seguir un curso de capacitación dictado en dicho lugar que comprendía distintas materias, entre las que se encontraba el curso de supervivencia que "constituía un curso indispensable para el trabajo" y por el cual debían pagar la suma de US$ 100.00. Según el dicho de las denunciantes, "en la entrevista se dijo que al pagar los US$ 100.00 ya se tenía el trabajo asegurado". Sin embargo, ello no habría sido así, pues al hacer efectivo el pago, durante el dictado del curso de capacitación, se les habría requerido la suma adicional de S/. 150.00 que también habría sido destinado al curso de supervivencia. Ello, aunado a que los cursos brindados habrían sido deficientes, improvisados, inconclusos y dictados por personas cuyo profesionalismo resultaba cuestionable, habría llevado a que las denunciantes abandonasen la capacitación. Según el dicho de las denunciantes, incluso aquellas personas que finalizaron satisfactoriamente la capacitación, no habrían obtenido el trabajo que se les había ofrecido.

Por su parte, Chevalier indicó que se dedicaba a brindar una formación profesional en el área de turismo y que el 31 de octubre de 1996 celebró un Convenio de Cooperación con Adventure, el mismo que obra a fojas 43 y siguientes del expediente, referido a que los estudiantes de aquel centro de estudios podían realizar prácticas laborales de azafatas en el crucero "El Capitán", razón por la cual ambas denunciadas publicaron el aviso en cuestión convocando azafatas y/o "cocktail waitress". De acuerdo a Chevalier, las denunciantes no culminaron satisfactoriamente el curso de capacitación y no participaron en el curso de supervivencia, por lo que no realizaron las prácticas a bordo de dicho crucero, a diferencia de lo que habría ocurrido en el caso de los postulantes que sí participaron en el referido curso de supervivencia y aprobaron la capacitación. Finalmente, señaló que el curso era impartido por profesionales intachables, por lo que negaba las afirmaciones de las denunciantes en ese sentido (1).

-----------------

(1) Mediante comunicación de fecha 16 de junio de 1997, la Comisión requirió a Chevalier para que presentara información referida a las asignaturas del curso de capacitación, los profesores que se encargaron del dictado de las mismas, los alumnos inscritos, la relación de asistencia a la capacitación, la evaluación de los alumnos y la relación de los aquéllos que trabajaron o practicaron en la empresa Adventure al final de la capacitación.

Cabe señalar que obra en el expediente una relación de los cursos que habrían conformado la capacitación y las fechas en que se habrían dictado, así como un cuadro de notas de los alumnos que habrían llevado el referido curso. Asimismo, obra en el expediente una Declaración de Zarpe de la embarcación " El Capitán" en donde aparece el nombre de una de las alumnas que habría seguido el curso de capacitación en Chevalier. El resto de información requerida por la Comisión no fue presentada en el expediente.

-----------------

Por su parte, Adventure indicó que se comprometió con Chevalier en recibir como practicantes sólo a aquellos alumnos que hubiesen aprobado el curso de capacitación, lo que no había ocurrido en el caso de las denunciantes. A su vez, añadió que, tal como se establecía en el Convenio de Cooperación , tenía el derecho de restringir las prácticas pre-profesionales en cualquier momento, sin expresión de causa alguna y que carecía de todo vínculo con los alumnos de Chevalier.

En la resolución apelada, la Comisión consideró que entre Adventure y las denunciantes no hubo una relación de consumo, por lo que la denuncia respecto a dicha empresa fue declarada improcedente. Por otro lado, señaló que Chevalier incurrió en una práctica de desinformación al tratar de atraer alumnas a su centro de estudio a través de una expectativa de trabajo no obstante que, de acuerdo al Convenio de Cooperación celebrado con Adventure, esta última solo recibía alumnos que hubieran aprobado y culminado exitosamente la capacitación. En ese sentido, consideró que Chevalier se valió de información engañosa e inadecuada sobre las condiciones, características y riesgos que implicaba matricularse en el curso de capacitación, lo que no sólo había ocasionado un perjuicio a las denunciantes, sino también a aquellos alumnos que no pudieron acceder al trabajo ofrecido y a todos a los que acudieron al local de Chevalier como consecuencia del aviso mencionado. Finalmente, la Comisión consideró que el servicio brindado por Chevalier no había sido idóneo, ya que un curso de capacitación implicaba primordialmente la entrega de materiales, rol de exámenes y un horario de clases mientras que lo único brindado por Chevalier había sido un texto en inglés sobre radar, radio, sonar y "magnetic compass" que fue entregado minutos antes de comenzada la clase.

En su escrito de apelación, Chevalier sostuvo que las denunciantes fueron debidamente informadas en lo relativo al contenido del curso y que, en todo caso, éstas debieron comportarse como consumidores razonables, lo que significaba actuar con la diligencia necesaria y prestar un mayor interés en conocer el plazo de duración del curso, los temas y prácticas que incluía, así como su precio. Por otro lado, argumentó que no había ofrecido puestos de trabajo pues el anuncio en cuestión sólo constituía una solicitud de personal que hacía la empresa Adventure de allí que sólo aparecía el nombre de la referida empresa en el anuncio. De acuerdo a Chevalier, este último hecho aunado a la suscripción del Convenio de Cooperación, implicaba que Adventure si tenía una relación de consumo con las denunciantes.

II CUESTIONES EN DISCUSION

De los antecedentes expuestos y del análisis efectuado, a criterio de la Sala, en el presente caso las cuestiones en discusión consisten en determinar lo siguiente:

(i) si Chevalier informó adecuadamente a las denunciantes acerca del servicio que ofrece y de las circunstancias en las que el mismo es contratado, de acuerdo a lo establecido en la Ley de Protección al Consumidor;

(ii) si, de ser el caso, corresponde graduar la multa impuesta por la Comisión a Chevalier;

(iii) si corresponde proponer al Directorio del INDECOPI la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, de acuerdo a lo establecido en el Decreto Legislativo No 807.

(iv) si, de ser el caso, corresponde poner en conocimiento del Ministerio de Educación la presente resolución; y,

(v) si corresponde poner en conocimiento de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria - SUNAT los hechos alegados por las denunciantes, referidos a las características de los recibos emitidos por Chevalier que en copia obran en el expediente.

III ANALISIS DE LAS CUESTIONES EN DISCUSION

III.1. El servicio brindado por Chevalier

Como ha señalado la Sala en anteriores oportunidades, la protección al consumidor se basa en la asimetría de información existente entre los proveedores y consumidores. Los problemas que esta legislación especial pretende enfrentar parten de la premisa que una categoría de agentes económicos -los proveedores- se encuentra en una posición ventajosa frente a la otra -los consumidores o usuarios- como resultado de su capacidad para adquirir y procesar información, consecuencia de su experiencia en el mercado y su situación frente al proceso productivo. Quien conduce un proceso productivo y/o de comercialización de bienes y servicios cuenta con la posibilidad de adquirir y utilizar de mejor manera información relevante y con ello, eventualmente, obtener una ventaja que podría ser utilizada en contravención a la Ley. Esto no implica que toda la asimetría de información deba ser corregida por la Comisión . De hecho, si el mercado funciona adecuadamente, éste puede generar la suficiente cantidad de información relevante para que los agentes económicos tomen decisiones racionales y adecuadamente informadas, sin que sea necesario que desarrollen una capacidad de manejo de información similar a la de los proveedores.

Así, por un lado, en el Artículo 15o de la Ley de Protección al Consumidor se establece la obligación de los proveedores de consignar en forma veraz, suficiente, apropiada y muy fácilmente accesible al consumidor, la información sobre los productos o servicios ofertados. En ese mismo sentido, en el inciso b) del Artículo 5o del mismo cuerpo legal se establece que los consumidores tienen derecho a recibir de los proveedores toda la información necesaria para realizar una elección adecuadamente informada en la adquisición de productos o servicios, así como para efectuar un uso o consumo adecuado de los mismos (2). En relación a ello, en el inciso d) del Artículo 5o de la referida ley, se establece que los consumidores tienen derecho a la protección de sus intereses económicos, mediante el trato equitativo y justo en toda transacción comercial, así como a la protección contra métodos comerciales coercitivos o que impliquen desinformación o información equivocada sobre los productos o servicios.

----------

(2) LEY DE PROTECCION AL CONSUMIDOR, Artículo 15o.- El proveedor está obligado a consignar en forma veraz, suficiente, apropiada muy fácilmente accesible al consumidor o usuario, la información sobre los productos y servicios ofertados. Tratándose de productos destinados a la alimentación y la salud de las personas, esta obligación se extiende a informar sobre sus ingredientes y componentes.

Está prohibida toda información o presentación que induzca al consumidor a error respecto a la naturaleza, origen, modo de fabricación, componentes, usos, volumen, peso, medidas, precios, forma de empleo, características, propiedades, idoneidad, cantidad, calidad o cualquier otro dato de los productos o servicios ofrecidos.

Artículo 5o.- En los términos establecidos por el presente Decreto Legislativo, los consumidores tienen los siguientes derechos.

(...)

b) Derecho a recibir de los proveedores toda la información necesaria para tomar una decisión o realizar una elección adecuadamente informada en la adquisición de productos y servicios, así como para efectuar un uso o consumo adecuado de los productos o servicios;

(...)

d) derecho a la protección de sus intereses económicos, mediante el trato equitativo y justo en toda transacción comercial; y la protección contra métodos comerciales coercitivos o que impliquen desinformación o información equivocada sobre los productos o servicios.

(...)

---------------

En opinión de la Sala, la obligación anotada en el párrafo anterior se traduce en el deber de poner a disposición de los consumidores toda la información relevante respecto a los términos y condiciones de los productos o servicios ofrecidos, de manera tal que aquélla pueda ser conocida o conocible por un consumidor razonable usando su diligencia ordinaria.

Al respecto, en la Resolución No 102-97-TDC emitida en el procedimiento seguido por Liliana Carbonel Cavero contra Finantour S.R.L. (3), se aprobó el precedente de observancia obligatoria referido a la obligación por parte de los proveedores de poner a disposición de los consumidores toda la información relevante sobre los productos o servicios que ofrecen en el mercado para que sus decisiones sean las adecuadas según sus intereses.

------------

(3) Ver Resolución No 102-97-TDC, Liliana Carbonel Cavero vs. Finantour S.R.L., publicada en el Diario Oficial El Peruano el día 25 de abril de 1997. En dicha oportunidad se sancionó a Fenatour S.R.L. por no haber prestado información respecto al número de escalas que tendría el viaje de la señora Carbonel, toda vez que a falta de dicha información un consumidor razonable no hubiera esperado un número de escalas tan elevado (Lima-Panamá-Costa Rica-México-Los Angeles).

Las partes pertinentes del Poder Judicial se transcriben a continuación:

"Los proveedores tienen la obligación de poner a disposición de los consumidores toda la información relevante respecto a los términos y condiciones de los productos o servicios ofrecidos, de manera tal que aquélla pueda ser conocida o conocible por un consumidor razonable usando su diligencia ordinaria. Para determinar qué prestaciones y características se incorporan a los términos y condiciones de una operación en caso de silencio de las partes o en caso de que no existan otros elementos de prueba que demuestren qué es lo que las partes acordaron realmente, se acudirá a las costumbres y usos comerciales, a las circunstancias que rodean la adquisición y a otros elementos que se consideren relevantes. En lo no previsto, se considerará que las partes acordaron que el bien o servicio resulta idóneo para los fines ordinarios por los cuales éstos suelen adquirirse o contratarse según el nivel de expectativa que tendría un consumidor razonable".

------------------

En ese mismo sentido, cabe señalar que conforme a lo dispuesto en el Artículo 8o de la Ley de Protección al Consumidor, existe una garantía implícita que determina que los proveedores son responsables por la idoneidad y calidad de los productos y servicios que ponen a disposición de los usuarios en el mercado, debiendo estos productos y servicios ser adecuados para cumplir con la finalidad por la cual son adquiridos o contratados por el consumidor (4).

----------------

(4) LEY DE PROTECCION AL CONSUMIDOR, Artículo 8o.- Los proveedores son responsables, además, por la idoneidad y calidad de los productos y servicios; por la autenticidad de las marcas y leyendas que exhiben los productos; por la veracidad de la propaganda comercial de los productos; y por el contenido y la vida útil del producto indicados en el envase, en lo que corresponde.

-----------------

En el presente caso de una lectura del aviso publicado el 10 de noviembre de 1996 esta Sala considera que un consumidor razonable interpretaría que el mismo constituye una oferta de trabajo en un crucero turístico. En efecto, en la parte superior del aviso se hace referencia a la empresa Adventure, a continuación de lo cual se señala "El Primer Crucero Turístico del Perú requiere personal para: ANFITRIONAS Y GUIAS", indicándose luego "Los requisitos para postular son los siguientes (...)" mostrándose una serie de exigencias tales como presencia, edad, conocimientos entre otros. En la parte inferior del aviso se señala "Los postulantes interesados deberán presentarse en (mostrándose la dirección donde está ubicado el local de Chevalier) desde el lunes 11 al 14 de noviembre de 1996, de 9.00 a.m. a 2.00 p.m."

Sin embargo, se desprende de lo expresado por las partes que lo que Chevalier brindó fue un curso de capacitación para azafatas y/o "cocktail waitress" y que sólo podía ofrecer prácticas preprofesionales a algunos de los alumnos que seguían su curso, mas no un puesto de trabajo como el anunciado, según se desprende del Convenio de Cooperación celebrado con Adventure. En consecuencia, la oferta de trabajo formulada carecía de contenido, siendo un mero instrumento utilizado para motivar la contratación del curso.

En efecto, a pesar de que Chevalier (cuya marca de servicio es Aeria) tenía conocimiento que sólo podía ofrecer a sus alumnos realizar prácticas preprofesionales, en el aviso publicado en el diario El Comercio daba a entender que lo que estaba ofreciendo era puestos de trabajo, mostrando la dirección de su local como referencia para los interesados. Así, cuando personas como las denunciantes se acercaban a la dirección allí indicada, era previsible que pensaran que se les iba a dar información respecto al trabajo ofrecido, sin embargo, ello no fue así, ya que la denunciada sólo brindaba cursos de capacitación para azafatas, tal como ella misma lo ha señalado a lo largo del procedimiento.

En esa medida, Chevalier omitió información relevante a las denunciantes al no indicarles que el servicio que ofrecía esta empresa constituía únicamente en una capacitación y que no se encontraba en la posibilidad de ofrecerles un trabajo propiamente dicho como podría desprenderse de lo indicado en el anuncio en cuestión. Esta Sala considera que, de haber informado ello a las denunciantes, distinta hubiese sido su decisión.

Así, Chevalier no informó adecuadamente a las denunciantes en qué consistía la labor que realizaba, lo cual, en opinión de la Sala, resultaba un elemento necesario y esencial para que hayan podido realizar una elección que hubiese satisfecho sus intereses, teniendo en cuenta, incluso, que otra había sido la información que se desprendía del aviso mencionado.

Finalmente, atendiendo a lo expuesto anteriormente, ha quedado acreditado que ni a las denunciantes ni a las personas que culminaron el curso de capacitación satisfactoriamente les fue otorgado el trabajo que Chevalier difundió y para el cual debían acercarse a su local. En ese sentido, el servicio brindado por esta empresa no fue idóneo de acuerdo a las expectativas que tendría un consumidor razonable considerando las condiciones en las cuales el servicio fue contratado, es decir tomando en cuenta la oferta de trabajo que Chevalier había difundido en el mercado, habiéndose además brindado información engañosa respecto a las circunstancias en que dicho servicio estaba siendo prestado.

Sin perjuicio de lo expuesto, tal como lo señaló la Comisión en la resolución apelada, la denuncia respecto de la empresa Adventure debió declararse infundada, ya que entre las denunciantes y la referida empresa no hubo una relación de consumo en los términos establecidos en el Decreto Ley No 716. En efecto, los hechos denunciados estaban referidos al servicio que fue brindado por Chevalier a las recurrentes, no habiendo quedado acreditado en el procedimiento que Adventure haya brindado un servicio o comercializado algún producto a las denunciantes. En ese sentido, las normas de protección al consumidor no resultan aplicables para el caso de la empresa Adventure.

En ese orden de ideas, esta Sala considera que corresponde confirmar la resolución apelada en el extremo que determinó que Chevalier infringió las normas de protección al consumidor en el presente caso.

III.2. Graduación de la sanción

En el Artículo 42o del Decreto Ley No 716, se establece que la aplicación y la graduación de la sanción será determinada por la Comisión atendiendo a la intencionalidad del sujeto activo de la infracción, el daño resultante de la infracción, los beneficios obtenidos por el proveedor por razón del hecho infractor y la reincidencia o reiterancia del proveedor (5).

-------------------

(5) LEY DE PROTECCION AL CONSUMIDOR, Artículo 42o.- La aplicación y la graduación de la sanción será determinada por la Comisión de Protección al Consumidor del INDECOPI de acuerdo con la escala a la que refiere el artículo anterior, atendiendo a la intencionalidad del sujeto activo de la infracción, el daño resultante de la infracción, los beneficios obtenidos por el proveedor por razón el hecho infractor y la reincidencia o reiterancia del proveedor.

-------------------

En la resolución apelada, la Comisión consideró que de la conducta de Chevalier se desprendía una intencionalidad de mantener voluntariamente en el tiempo los efectos de la infracción, ya que no sólo había incumplido con brindar la información adecuada sobre las ventajas y desventajas que traía el hecho de capacitarse en dicho centro de estudios, sino que había ofrecido puestos de trabajo en la empresa Adventure a todos los alumnos inscritos en el curso materia de denuncia.

Esta Sala considera que para graduar la sanción adicionalmente debe tomarse en cuenta la intencionalidad de Chevalier en el presente caso en el sentido que, a pesar de tener perfecto conocimiento de que sólo podía ofrecer prácticas preprofesionales de azafatas y/o "cocktail waitress" en el crucero de la empresa Adventure en virtud del Convenio de Cooperación celebrado entre ambas empresas el 31 de octubre de 1996, difundió el ofrecimiento de una expectativa de trabajo en estas especialidades a través del anuncio publicado en el diario El Comercio el 10 de noviembre de 1996, colocando como referencia el domicilio de su local. En ese sentido, bajo información equivocada y a sabiendas de ello, Chevalier (cuya marca de servicio es Aeria) atrajo a posibles interesados en el puesto de trabajo como las denunciantes , determinando que tomaran decisiones de consumo que resultaban inadecuadas a sus intereses.

A ello debe añadirse como elemento el aprovechamiento indebido de la necesidad de conseguir trabajo por parte de quienes acudían motivados por el aviso publicado. Ello, constituye un claro agravante de la falta cometida que además denota una clara actitud dolosa por parte de la denunciada.

Es por lo expuesto que esta Sala considera que corresponde graduar la multa de 2 UIT impuesta por la Comisión a Chevalier, la misma que queda fijada en 4 UIT.

III.3. Publicación de la presente resolución

En el Artículo 43o del Decreto Legislativo No 807, Ley de Facultades, Normas y Organización del INDECOPI, se establece que el Directorio de INDECOPI, a solicitud de los órganos funcionales pertinentes, podrá ordenar la publicación obligatoria de las resoluciones que emita la institución en el Diario Oficial El Peruano cuando lo considere necesario por considerar que dichas resoluciones son de importancia para proteger los derechos de los consumidores (6).

-------------------

(6) LEY DE FACULTADES, NORMAS Y ORGANIZACION DEL INDECOPI, Artículo 43o.- (...) El Directorio de INDECOPI, a solicitud de los órganos funcionales pertinentes, podrá ordenar la publicación obligatoria de las resoluciones que emita la institución en el Diario Oficial El Peruano cuando lo considere necesario por tener dichas resoluciones, las características mencionadas en el párrafo anterior o por considerar que son de importancia para proteger los derechos de los consumidores.

-------------------

Esta Sala considera que el presente caso debe ser puesto en conocimiento de los consumidores, toda vez que se debe proteger los derechos de todos aquellos como las denunciantes que, dada la necesidad de conseguir un trabajo, pueden llegar a contratar el servicio brindado por Chevalier dando por cierta una expectativa que no va a ser cumplida.

A mayor abundamiento, debe considerarse que por la oferta de trabajo engañosa que difundió Chevalier, las denunciantes, así como cualquier otro consumidor, debían desembolsar cantidades de US$ 100.00 y S/. 150.00, con lo cual el perjuicio ocasionado a aquéllos a quienes su atención fue captada de manera indebida, así como a otros que fácilmente podrían sumarse a ello, es aún mayor.

En ese orden de ideas, corresponde proponer al Directorio del INDECOPI la publicación de la presente resolución por ser de importancia para proteger los derechos de los consumidores.

III.4. Poner en conocimiento del Ministerio de Educación la presente resolución.

Por otro lado, siendo que obra en el expediente una autorización emitida por la Unidad de Servicios No 10 de Surquillo del Ministerio de Educación para el funcionamiento de Chevalier como Centro de Educación Ocupacional de Gestión No Estatal, esta Sala considera que corresponde poner en conocimiento de dicha entidad la presente resolución, a fin de que, en vista de las infracciones cometidas, adopte las medidas correctivas correspondientes.

III.5. Los recibos emitidos por Chevalier

En el presente caso, de acuerdo a la copia de la Escritura Pública que obra a fojas 66 y siguientes del expediente, Chevalier es una persona jurídica constituida como asociación civil sin fines de lucro.

A fojas 5 y 6 del expediente obran 5 recibos en donde consta el sello de Chevalier y la firma de quien sería su representante emitidos a nombre de las denunciantes por una suma que en conjunto asciende a US$ 300.00. Dichos recibos no tienen numeración ni constituyen comprobantes de pago de acuerdo a lo establecido en el Reglamento de Comprobantes de Pago aprobado por Resolución No 035-95-EF/SUNAT(7).

--------------------

(7) REGLAMENTO DE COMPROBANTES DE PAGO, Artículo 1o.- El comprobante de pago es un documento que acredita la transferencia de bienes, la entrega en uso, o la prestación de servicios.

Artículo 2o.- Sólo se consideran comprobantes de pago, siempre que cumplan con todas las características y requisitos mínimos establecidos en el presente reglamento, los siguientes:

a) Facturas.

b) Recibos por honorarios.

c) Boletas de venta.

d) Liquidaciones de compra.

e) Tickets o cintas por máquinas registradoras.

f) Los documentos autorizados en el numeral 6 del Artículo 4o.

g) Otros documentos que por su contenido y sistema de emisión permitan un adecuado control tributario y se encuentren expresamente autorizados, de manera previa, por la SUNAT.

-----------------

En el Artículo 6o de la resolución antes mencionada se establece que están obligados a emitir comprobantes de pago las personas naturales o jurídicas que presten servicios, entendiéndose como tales a toda acción o prestación en favor de un tercero a título gratuito u oneroso.(8)

-----------------

(8) REGLAMENTO DE COMPROBANTES DE PAGO, Artículo 6o.- Están obligados a emitir comprobantes de pago:

(...)

2. Las personas naturales o jurídicas, sociedades conyugales, sucesiones indivisas, sociedades de hecho u otros entes colectivos que presten servicios, entendiéndose como tales a toda acción o prestación en favor de un tercero a título gratuito u oneroso (...).

-----------------

Se desprende de lo expuesto que Chevalier se encuentra obligada a emitir comprobantes de pago y no los simples recibos que emitió a nombre de las denunciantes, lo que podría llevar a presumir que Chevalier está incumpliendo con sus obligaciones tributarias.

En el Artículo 96o del Decreto Legislativo No 816, Código Tributario, se establece que los servidores públicos comunicarán y proporcionarán a la Administración Tributaria las informaciones relativas a hechos generadores de obligaciones tributarias que tengan conocimiento en el ejercicio de sus funciones (9)

------------------

(9) CODIGO TRIBUTARIO, Artículo 96o.- Obligaciones de los miembros del Poder judicial y otros.- Los miembros del Poder Judicial y del Ministerio Público, los servidores públicos, notarios y fedatarios, comunicarán y proporcionarán a la Administración Tributaria las informaciones relativas a hechos generadores de obligaciones tributarias que tengan conocimiento en el ejercicio de sus funciones, de acuerdo a las condiciones que establezca la Administración Tributaria.

--------------------

Atendiendo a lo expuesto, esta Sala considera que corresponde oficiar SUNAT para poner en su conocimiento que Chevalier se encuentra prestando servicios a título oneroso sin emitir los comprobantes de pago que corresponde, con el fin de que dicha autoridad adopte las medidas que resulten pertinentes.

IV. RESOLUCION DE LA SALA

Por los argumentos expuestos, esta Sala ha resuelto lo siguiente:

Primero.- Confirmar en parte la Resolución No 1 de fecha 8 de setiembre de 1997 emitida por la Comisión de Protección al Consumidor que declaró improcedente la denuncia interpuesta por las señoritas Rosa Hinostroza Vargas, Yesica Yturry Noriega e Yleana Herrera-Quiñónez Vargas respecto de Adventure Club S.A. y fundada respecto de Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier por infracciones al Decreto Legislativo No 716.

Segundo.- Reformar la Resolución No 1 en el extremo que impuso a Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier una multa equivalente a dos (2) UIT, la misma que queda fijada en cuatro (4) UIT.

Tercero.- Proponer el Directorio de INDECOPI la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano.

Cuarto.- Poner en conocimiento la presente resolución al Ministerio de Educación.

Quinto.- Oficiar a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT) poniendo en su conocimiento que el Centro de Entrenamiento y Capacitación Chevalier está realizando hechos generadores de obligaciones tributarias sin emitir los comprobantes de pago que corresponde, con el fin de que dicha autoridad adopte las medidas que resulten pertinentes.

Con la intervención de los señores vocales: Alfredo Bullard González, Hugo Eyzaguirre del Sante, José Antonio Payet Puccio, Luis Hernández Berenguel y Liliana Ruiz de Alonso.

ALFREDO BULLARD GONZALEZ, Presidente.

 

********************

 

 

 

52044 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO

CONSTITUCIONAL